El Reina sale al paso de las críticas de “incitación a quemar iglesias”.

Las quejas de grupos ultraconservadores por la obra Cajita de fósforos (2005), un montaje del colectivo argentino feminista Mujeres Públicas, que se muestra en la exposición Un saber realmente útil, abierta en el Museo Reina Sofía, han llevado a la institución madrileña a salir al paso para subrayar su respeto “a la libertad de expresión y la libertad de creación artística”.

La obra de la controversia muestra una caja de cerillas con la frase “La única iglesia que ilumina es la que arde. ¡Contribuya!”, atribuida al pensador ruso Piotr Kropotkin (1842-1921) y que sirvió también de lema al líder anarquista español Buenaventura Durruti (1896-1936), quien murió a comienzos de la Guerra Civil en Madrid.

La pinacoteca colocó ayer a la entrada de la exposición un cartel que avisa de que “el contenido de algunas de las obras puede herir la sensibilidad del espectador. Las obras de arte de esta exposición representan únicamente las opiniones de sus autores”. Mujeres Públicas “realiza un trabajo participativo, con acciones que promueven el debate y dejan en evidencia a determinados filósofos”, explicaron fuentes del museo.

Entre las organizaciones que más airadas se han mostrado por Cajita de fósforos destaca Hazte Oír, habitual en las manifestaciones contra el aborto y opuesta al matrimonio entre homosexuales. Este grupo acusa al Reina Sofía de “incitación a quemar iglesias”. El museo, por su parte, se ha puesto en contacto con los colectivos que han protestado para darles su versión y el director, Manuel Borja-Villel, se encuentra “a su disposición para reunirse con ellos”, explicaron las mismas fuentes.

Ante la petición de Hazte Oír de que se retire de la exposición la obra que tanto le ha irritado, el Reina Sofía manifestó ayer en un comunicado su respeto por “todas las creencias y la libertad de opinión de las personas que han sentido herida su sensibilidad”. Lo que la institución quiso dejar muy claro es que “no ha censurado ni puede censurar la obra de un artista, pues atentaría de lleno contra la libertad de expresión, que viene amparada en nuestra Constitución. El censurar una obra violaría el derecho a la difusión artística”.

Cajita de fósforos “ha sido mostrada en otras exposiciones y utiliza una expresión propia de un contexto histórico específico, y solo puede ser interpretada y discutida metafóricamente en el presente”, añade el texto del Reina. Además, “una obra de arte no tiene una única interpretación y ofrece siempre la posibilidad de expresión de múltiples puntos de vista sobre ella”.

La exposición Un saber realmente útil permanecerá abierta hasta el 9 de febrero.

Fuente: El País

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/10/30/actualidad/1414701355_233738.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s