RESUMEN LUCY R.LIPPARD “MIRANDO ALREDEDOR: DÓNDE ESTAMOS Y DÓNDE PODRIAMOS ESTAR”/Carlos Ariño

BIOGRAFIA

Lucy R. Lippard (Nueva York, 1937).
Ha vivido y narrado la segunda mitad del siglo xx desde su posición de feminista de izquierdas. Ha sido testigo y parte activa de una época frenética en Nueva York, con el despunte del arte minimal y conceptual, los movimientos por los derechos civiles y la explosión de las reivindicaciones feministas. No se reconoce como una teórica, aunque haya escrito decenas de ensayos sobre arte, crítica, cultura y feminismo. Tampoco se siente cómoda con el término “crítica”. Prefiere la libertad que le permite denominarse “crítica cultural”

Entre sus publicaciones, se encuentran Changing: Essays in art criticism (1971), Six Years: The Dematerialization of the Art Object from 1966 to 1972 (1973), From the Center: feminist essays on women’s art (1976), Issue: Social Strategies by Women Artists (1980) , Overlay: Contemporary Art and the Art of Prehistory (1983), Pop Art (1985), The Lure of the Local: Sense of Place in a Multicentered Society (1997), On the Beaten Track: Tourism, Art and Place (1999), y las monografías sobre Eva Hesse (1976) y Sol LeWitt (1978).

Ha sido comisaria de unas cincuenta exposiciones en Estados Unidos, Europa y América Latina, y también cofundadora y miembro de numerosos colectivos artísticos.


CONTEXTO

El contexto en el que se desarrollan textos como el de Lucy R.Lippard vienen dados por lo densamente articulado que ha estado el panorama crítico norteamericano en lo que respecta a las relaciones entre arte, política y activismo en un periodo de tan importantes cambios sociales y culturales como ha sido el de los últimos treinta años.


MIRANDO ALREDEDOR: DÓNDE ESTAMOS Y DÓNDE PODRIAMOS ESTAR
Lucy R.Lippard

Vivimos en una sociedad en la cual estamos afectados por una amnesia social y unas actitudes anti-históricas las cuales nos afectan a la hora de convivir. El mundo del arte también se está viendo afectado por estas.

Como bien cita Lucy R.Lippard en su texto a Laurence Groosberg “Cada vez más parece que el cambio es todo lo que hay… No existe un sentido de progreso que logre dotarnos de sentido o de profundidad o de hacernos sentir herederos y herederas del pasado”

Lucy R.Lippard: “Es obvio que la crisis ecológica es en gran medida responsable de la preocupación actual por el lugar y el contexto, pero lo es también la nostalgia provocada por la pérdida de raíces. La raíz griega de la palabra “Ecología” significa hogar, un lugar difícil de encontrar hoy en día.

Esto es debido a que en la gran mayoría del planeta hay mucha gente que está teniendo que migrar de su país dejando de lado la conexión que tenían con su entorno, con su cultura, convirtiendo este en un hábitat imposible. Perdiendo el respeto hacia este (Lugar/Tierra).

Al carecer de un sentido de comunidad micro cósmica, somos incapaces de proteger nuestro hogar macro cósmico global. ¿Puede un arte interactivo y procesual “devolver a la gente al hogar” en una sociedad caracterizada por lo que Georg Lukács llamó “Carencia trascendental y el futuro”

También cita a Kenneth Helphand, esta define a los paisajes como: “Portan un legado y una enseñanza capaz de generar una ciudadanía que toma forma a través del paisaje”

Por esto preguntarse cierto tipo de preguntas sobre la relación que tiene el ciudadano con su entorno/paisaje nos puede llevar a una cadena de recuerdos personales y culturales. Los cuales podemos conectar a historias interrelacionadas. Planteándonos cuestiones sobre el género, las divisiones raciales, el uso de la tierra, la geografía, el medioambiente, la planificación urbana, etc.

En este apartado también tendría cabida hoy día el auge creciente de lo “multicultural” abriendo este nuevas vías en la visión complejas.

DONDE ESTAMOS

Lucy R.Lippard: “Cualquier tipo nuevo de practica artística tendrá que tener lugar al menos parcialmente fuera del mundo del arte. Y aunque resulte difícil establecerse en el mundo del arte, los territorios menos circunscritos son los más cargados de peligro. Fuera, la mayoría de los artistas no son ni bien recibidos ni efectivos, pero dentro hay una capsula sofocante en la que se engaña a los artistas haciéndoles sentirse importantes por hacer solo lo que se esperaba de ellos. Seguimos hablando de formas nuevas porque lo nuevo ha sido el fetiche fertilizador de la vanguardia desde que se separó de la infantería. Pero quizás estas nuevas formas solo puedan ser encontradas en las energías sociales no reconocidas aun como arte.”

Definiendo así el arte público como una obra de libre acceso, teniendo esta que preocuparse, desafiar, implicarse y tener en cuenta la opinión del público para el que es realizada y su comunidad. El resto quedara al margen como obra privada.

El problema está en que los artistas la gran mayoría de las veces acaban sus obras y siguen sus caminos, mientras que las comunidades no acaban por implicarse al 100% en esta.

En otras ocasiones los artistas son frustrados en sus expectativas por las burocracias que esto acompaña.

DONDE PODRIAMOS ESTAR

No deberíamos desvincular nunca el arte público con su hogar en las comunidades, siendo estas reguladoras de este en el peor de los casos y un modo de retroalimentación critica y de apoyo en el mejor de estos. Teniendo así que multiplicar los vínculos con nuevas comunidades, ciudadanos que quieran participar y artistas nuevos. Pasando la idea de arte a un centro comunitario para el ciudadano y no un centro elitista.

Debemos proyectar ideas y formas sobre los modos que tiene el ciudadano de ver su entorno y actuar sobre él.

Lynn Sowder “debemos alejar nuestro pensamiento de la idea de hacer un gran arte para la gente y trabajar con la gente para crear un arte que sea grande”

Debemos aprender a educar a los nuevos artistas sobre las practicas artísticas comunitarias, siendo estos capaces de canalizar sus fuerzas para, convertirse en un organizador frente al pueblo creando redes de colaboración y participación. Transformando el arte en una práctica de dialogo e intercambio de vivencias

CONCLUSIÓN

Aunque el empeño de Lucy R.Lippard por el trabajo comunitario es evidente, aquello por lo que me resulta más interesante es por su esfuerzo de generar

memoria histórica, haciendo hincapie en su esfuerzo por generar preguntas al ciudadano encontrando este su punto de encuentro entre identidad/entorno.
Me parece que se trata de un aspecto cada vez menos valorizado, el cual cada vez esta siendo más globalizador, perdiendo asi la sociedad su punto de partidad e identidad cultural, la cual nos da cierta identidad y personalidad individual.
Es por esta perdida de identidad y cultura la cual se esta globalizando, el enfasis de Lucy R.Lippard en recuperar las zonas publicas para comvertirlas en comunidades, en espacios libres en los cuales el ciudadano pueda plantearse ciertas preguntas sin tener que ser recriminado por ningun tipo de esteriotipo. Planteandose relaciones con ese entorno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s