Arte y feminismos: el activismo y lo público.

Arte y feminismos: el activismo y lo público

Rocío de la Villa

https://poliformat.upv.es/access/content/group/GRA_13135_2015/TEXTOS/lavilla2.html

Biografía
Nació en 1959 en Madrid donde reside actualmente. Es profesora de Estética y Teoría de las Artes en la Universidad Autónoma de Madrid. Como crítica de arte, colabora habitualmente en Cultura/s (LA VANGUARDIA), El Cultural (EL MUNDO) y otras revistas especializadas. Fue una de las fundadoras y presidentas de la asociación MAV hasta el 2002.

Contexto histórico

La conferencia fue realizada a finales de julio de 2001, dos meses antes del ataque terrorista del 11S. En el contexto español nos encontramos en el gobierno de José María Aznar. La era de la información marca la época de las redes sociales y hace que el mundo esté conectado. Y la información se pueda intercambiar más fácilmente.

Resumen
Arte y feminismos: Activismo de lo público es una conferencia impartida en El Escorial en julio de 2001 por Rocío de la Villa.  Se abre el texto considerando que el arte de género forma parte de las grandes transformaciones del arte en el siglo XXI. Dentro, por supuesto de un periodo en que coexisten varias maneras de considerar arte. Destaca sobre el fin de la Modernidad la legislación y represión de las experiencias privadas y los espacios del sujeto, por ejemplo la intolerancia a la homosexualidad, la obsesión reactiva contra la decisión individual de la reproducción femenina. Por tanto, los pensamientos críticos desde los 60 se fundan en la vuelta de lo reprimido, reivindica lo micropolítico.

 Esa atracción del feminismo se debe a que está directamente relacionada con la memoria de las identidades “marginales”. Pudiendo nombrar el “arte feminista como una vanguardia”, que se hace camino bajo la consigna “lo personal es político”. El propio arte feminista se contradice en su estructura y forma los grupos estigmatizados y reivindicados, implica “una oscilación entre la anulación y la celebración de la diferencia”. Por una parte está un flujo de mujeres en el mundo del arte (las “élites discriminadas”) que se constituyen desde un feminismo de la igualdad que interioriza los roles y principios ideológicos masculinos. Por otra parte el “sexismo reactivo” y por ende marginal que utiliza estrategias de oposición. Se expone aquí el problema interno que tiene este movimiento.

Como ejemplo de arte público y feminista, nombra al colectivo Guerrilla Girls, el cual estudia la situación de las mujeres en la estructura patriarcal en el ámbito artístico. Reivindican una revisión del “archivo”, lo cual implica que se pueda cuestionar públicamente la marginación histórica a la que se han visto sometidas las mujeres.

Tanto desde la crítica del arte como de posicionamientos políticos se clasifica el arte de género, tratándolo como un ismo, una nueva tendencia.

Comentario Personal

El texto ya plantea una autocrítica al movimiento feminista. Como un movimiento con múltiples corrientes que a menudo chocan entre sí. Pero que a su vez permite que se luche en varios frentes. De tal forma que permite abarcar más el panorama social.  Destaco la opinión de la autora que dice que el feminismo desempeña el poder del arte para ofrecer un espacio residual de reflexión, organización y acción frente a la política del aislamiento de los individuos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s