Mujeres Públicas. Yolanda Franco

 

Biografía

Buenos Aires 2003

Mujeres Públicas se autodefine como “Grupo Feminista de Activismo Visual”. Trabajan entre las artes visuales y el activismo político. Integrantes:  Verónica Fulco y Cecilia Marín, Fernanda Carrizo, Lorena Bossi y Magdalena Pagano.

Lorena Bossi: “El espacio público es el espacio común. Es lo que nos hace mujeres públicas en este juego de palabras que elegimos para nombrarnos. Es donde convive todo para ser intervenido: los discursos sexistas, la homofobia, los mandatos estereotipados, los roles predestinados, la violencia machista”.

 

Contexto histórico

Argentina. Buenos Aires 2003

El colectivo se forma dos años después de un momento de ebullición de lo colectivo. Surge como contestación y supervivencia frente a la crisis social y económica de esos años.

En cuanto al arte activista en Argentina:

 En 1972 surgió una de las primeras acciones feministas en la feria Femimundo 72. Fue realizada por miembros de la UFA (Unión Feminista Argentina). Exposición internacional de la mujer y su mundo. Comenzaron a repartir impresos que denunciaban la construcción de una determinada mujer funcional al patriarcado, para y por su conveniencia. María Luisa Bemberg filmó dicho momento en el corto “El mundo de la mujer” (1972).

M. L. Rosa: Habrá que esperar hasta 1986 para reencontrarnos nuevamente con prácticas activistas feministas asociadas al campo del arte. Los primeros años del retorno a la democracia fueron fundamentales en la recuperación de la calle por parte de nuestros movimientos de mujeres. En ese contexto, en 1986, Ilse Fuskova, Josefina Quesada y Adriana Carrasco conformaron el Grupo Feminista de Denuncia.

 

Tácticas de intervención

Estrategia: la desnaturalización de los discursos sexistas

Táctica: apropiación del espacio público y el diseño de propuestas basadas en la acumulación y la reedición.

Material: bajo costo y reproducibles como forma de alejarse de la tradicional obra de arte única. (afiches y panfletos callejeros, los objetos múltiples, las intervenciones urbanas y las acciones in situ.)

Internet: plataforma que permite difundir su proyecto y dejar que otros se apropien de sus producciones visuales.

Lorena: “(…)en la calle se pueden dar varias batallas simbólicas. La diferencia está en el cómo abordar la calle, y a quienes hablar, o saber qué cosa ponés en diálogo con qué otra cosa. “

Magdalena: Nosotras siempre usamos el humor, la ironía y el juego como una estrategia para reírnos de cosas que son fuertes y a veces tristes o dolorosas. Como grupo feminista hemos abordado problemáticas de la heteronorma y la cuestión lesbiana en muchas oportunidades y en diferentes acciones.”

Obra

“Todo con la misma aguja”, 2003. Afiches pegados en las calles de Buenos Aires durante el día de la mujer. Se reflexiona sobre el aborto clandestino, aludiendo al problema de las mujeres que, por carecer de medios económicos para pagar un aborto, se ven obligadas a introducir una aguja de tejer en su vagina y provocárselo ellas mismas.

Proyecto heteronorma (2003), irrumpen en el espacio público con una encuesta que revierte el discurso heterosexista, utilizando la pregunta como estrategia para poner en crisis la construcción naturalizada de lo normal en la sexualidad.

Estampita (2004), oración por el derecho al aborto, periódicamente repartido en mano en la puerta de colegios secundarios, esquinas de Buenos Aires e iglesias céntricas.

Cajita de fósforos (2005), un nuevo objeto producido el mismo año, invita, simbólicamente, a la destrucción de la institución eclesiástica, por medio de la imagen esquemática de una iglesia en llamas sumada al slogan anarquista: “la única iglesia que ilumina es la que arde”.

El afiche Ni grandes, ni pensadores, 2005, reúne citas textuales de hombres prominentes, filósofos, científicos y estadistas occidentales, que hacen evidente hasta qué punto, según las artistas, “la misoginia es un discurso abiertamente difundido y absurdamente argumentado”.

Un año más tarde producen los carteles Revolución (2010), con motivo de la sanción del matrimonio igualitario,

En la plaza -En la casa- En la cama’. Ensayo para una cartografía feminista (2012)

Reflexión sobre la propia historia del feminismo de la ciudad de Buenos Aires. A través de un mapa cuya trama urbana  es un recorrido formado por aquellos instantes radicales del pasado

El caminar como un acto político: ya que se vuelve a aquellas huellas de las pioneras en la lucha por los derechos de las mujeres.

El caminar como acto poético: ese tránsito se transforma en una manera de recordar, un ejercicio de memoria.

Político+Poético: hecho artístico.

Este recorrido les hace preguntarse el lugar que ocupan hoy estas mujeres en nuestra sociedad. Y posiblemente se encuentre la respuesta en el nombre de la obra. Hay que seguir en la plaza, en la casa, en la cama

Webgrafía:
http://proa.org/esp/news-nota.php?id=715

http://cvaa.com.ar/03biografias/mujeres_publicas_grupo.php

http://www.ramona.org.ar/node/47817

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-9005-2014-07-25.html

Bibliografía:

Rosa, M. L., Legados de libertad, Editorial Biblos, Buenos Aires, 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s