Francis Alÿs |Mónica Aceves

Francis Alÿs

 

Observar, caminar recorrer las ciudades, anotar, son parte del flujo constante de operaciones que determinan la conducta creativa del artista belga Francis Alÿs quien, a partir de gestos simples, reconoce en la ciudad y sus fenómenos un terreno fértil para el desarrollo de su obra. Para Alÿs es importante absorber la ciudad más que contenerla, entenderla como un sistema lleno de referentes y detalles que alimentan y amplían su relación con el exterior. Esta relación tiene antecedentes en intereses relacionados con la ingeniería y la arquitectura, disciplinas que estudió y que ejerció por varios años.

 

En 1986 Alÿs decide instalarse en la Ciudad de México. Las calles del Distrito Federal, serán el escenario recurrente de sus observaciones. Es ahí donde encuentra la fascinación por la coexistencia entre lo local y lo universal, la diversidad de contrastes entro lo moderno y lo antiguo, y el señalamiento de problemáticas sociopolíticas ligadas al desarrollo de una nación. Su labor artística bien se puede catalogar como efímera, pues no son piezas físicas que queden para la posteridad, sino funcionan como extractos de la realidad o aseveraciones prácticas temporales de momentos propios de un lugar o país. Entre los lugares donde ha trabajado se pueden mencionar Lima, Jerusalén, La Habana, Florida, Panamá, Estrecho de Gibraltar, Londres y la Ciudad de México, Afganistán y San Petersburgo.

 

Lo que permanece en un plano de inmanencia es el acontecimiento, en el cual todo resulta estar en continua movilidad, por lo tanto, eternamente cambiante. Como en varias de las obras de Alÿs, lo que resulta de mayor importancia es el proceso de creación, es decir, el momento de las caminatas, el momento de transgresión: la síntesis ya no ocupa un lugar predominante dentro de la obra. Es por lo que Alÿs le da gran relevancia a la experiencia del tiempo, entendido como lo vivencial, en otras palabras es la obra vivida, el acontecimiento. Advierte que en algunos casos sus obras pueden parecer sencillas, lo que pretende con esto es que a partir no sólo de la documentación, sino que por medio del llamado “de boca en boca”, la obra pueda ser revivida por el espectador recreando de esta manera el acontecimiento

0001(1)

FRANCIS ALYS EN MÉXICO

 

1991- 2006 The Collector. Un objeto que haciendo referencia a un perro de juguete hecho con ruedas de hule y cuerpo magnetizado, el artista lo arrastra por las calles de la ciudad. De la calle va levantando piezas de metal aleatoriamente. De esta forma conoce a la sociedad y a su imaginario según sus desechos. Los objetos metálicos que en un principio eran tomados como basura son insertados dentro del mundo del arte, y ahora son considerados documentos de las calles y a su vez cuerpos estéticos. La acumulación de dichos objetos modifica al “perro”, y en este caso se habla de un movimiento en la sociedad y una constante transformación de la misma.

 

1994 Turista (Ciudad de México). El artista ofrece sus servicios como turista, al lado de una fila de carpinterios y plomeros que también los ofrecen frente a la catedral de la capital. Oscila entre el trabajo y el ocio, entre observar e interferir. De pie junto a la cerca.

 

1997 The Loop (Cuenca del Pacífico). Realiza una travesía por el mundo desde Tijuana, México hasta San Diego, Estados Unidos, para evitar cruzar la frontera entre éstos países. Hace uso del ridículo como medio para permanecer ambivalente ante una postura política. Esta obra se expone como postales, en las que se presenta un mapa con los destinos marcados así como la ruta que llevó a cabo.

 

1997 Paradox of Praxis 1 (Ciudad de México). “A veces hacer algo no lleva a nada”. A través de una acción que duró más de nueve horas, Alÿs arrastró un bloque de hielo por las calles de la ciudad hasta que se derritió completamente. Hora tras hora se enfrentó a arrastrar el bloque hasta que obtuvo uno del tamaño que podría caber en un vaso, el cual fue pateando por las calles.

 

2001 Looking Up (Ciudad de México). El artista se paró en la Plaza de Santo Domingo, en el Centro Histórico de la Ciudad de México con la mirada hacia el cielo, como se estuviera observando algo con detemiento. Las personas se empezaron a acercar tratando de ver lo que el artista supuestamente veía, cuando la cantidad de personas fue mayor se retiró del lugar.

 

2013 Paradox of Praxis 5 (Ciudad Juárez). En Ciudad Juárez Alÿs pone en práctica las estrategias de resistencia que ha desarrollado anteriormente en otros contextos de supervivencia; el de la generación de la “poéticas políticas” en situaciones de conflicto social extremo. Ahora Alÿs tira una bola de fuego en el tejido urbano y social destruida de Ciudad Juárez. Pero, en esta ocasión se politiza aún más el gesto La frase “A veces soñamos como vivimos, y, a veces vivimos como soñamos (el aforismo introducción de Paradox # 5) convierte la crítica de la práctica artística en sí misma a lo Alÿs describe como el contexto dictando el desarrollo de la acción y su resultado.

0001(2)

Biografía

Francis Alÿs nació en Amberes, Bélgica, en 1959. Realizó estudios de Arquitectura en el Instituto Tournai en su país natal y en el Instituto Universitario de Venecia. Desde finales de los años 80, su vocación itinerante lo hizo trasladarse a México, donde comenzó su producción artística a través de una serie de caminatas anónimas de las cuales apenas conservó unos cuantos objetos encontrados a su paso. Este sería el comienzo de una trayectoria que ha experimentado con performance, video, animación, foto, pintura y proyectos web, en el caótico “laboratorio al aire libre” que es para él la capital mexicana. Su obra se relaciona con espacios públicos, lo mismo el astabandera del Zócalo de la ciudad de México que las calles londinenses o un montículo de arena en Lima. También ha sido invitado a las Bienales de Arte de La Habana y Venecia, además de haber expuesto en recintos como el Museo Reina Sofía y el MACBA. En 2007, la editorial Phaidon publicó un tomo monográfico sobre este artista.

Contexto

CIUDAD DE MÉXICO

Visión general del arte en México en los 80

 

En los ochenta, y tras la catástrofe natural del terremoto del 85, marcan una pauta de la muerte de los grupos y una apuesta nuevamente por el individualismo. Durante esta década, la producción mexicana retoma la pintura de caballete y lo figurativo para hacer una introspección personal apuntándole a lo kitsch y a la alteridad así como la apertura de la homosexualidad: los ochenta fueron los años de lo neomexicano. Las galerías retoman valor como necesidad de organización en la gestión y difusión del arte surgiendo como OMR, GAM y Arte Actual Mexicano.

En los noventas, se hace evidente la pérdida por la memoria histórica y por la identidad nacional por elementos marcados en la década anterior. Surgen otros grupos como Temístocles 44, SEMEFO y La Panadería. Importante es en esta década la unión de los artistas y de la iniciativa privada (también relevante es la fundación de instituciones en los territorios considerados como periferia tales como MACO, MARCO, entre otros), buscando más que la legitimación el financiamiento, difusión, documentación y archivo. Así como el surgimiento de espacios alternativos con los mismos fines de autogestión aunada a la investigación y discusión de intereses y temas artísticos lejos del sentido cooperativista de los grupos predecesores. El performance hace grandes apariciones tanto en la vía pública como en museos haciendo relevancia en el multiculturalismo, en lo fronterizo híbrido y en la crítica a la sociedad consumista.

En el 2000, es la época que Cuauhtémoc Medina cataloga como “Exterior Interiorizado”, en la cual la producción se enfocó en proponer al espacio público como una cotidianidad transferida en contacto con el espectador sin necesidad de un pedestal como intermediario, trasgrediendo los esquemas tradicionales de exhibición y la adaptación consecuente de museos y galerías. Pieza clave que ya desde sus inicios como artista había propuesto la trasgresión de estos espacios volviéndose a la calle fue Francis Alÿs. Valorizando fuertemente al archivo como registro de lo efímero y de la salida del cubo blanco. El contexto político y social caracterizado por muertos, violencia y guerra contra el narcotráfico no es muy tomado en la presente década salvo por Teresa Margolles.

Fuentes

http://www.casalamm.com.mx/tesis/licenciatura_en_historia_del_arte/inbal_miller_gurfinkel.pdf

http://martinaderen.com/arte/construir-caminando-francis-alys-y-el-paseo-urbano/

http://www.davidgtorres.net/spip/spip.php?article174

http://www.revistacodigo.com/entrevista-a-francis-alys/

http://www.artdiscover.com/es/artistas/francis-als-id33

http://www.tate.org.uk/whats-on/tate-modern/exhibition/francis-alys/francis-alys-story-deception-room-guide/francis-alys-0

http://www.felixblume.com/paradox-of-praxis-5/

http://francisalys.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s