MICRO-RECUERDO PAULA MOSCARDÓ LLORET

 

La sociedad actual no se da cuenta que estamos asistiendo a una gran crisis ecológica y esta, es la que condicionara el bienestar de nuestra existencia hasta su declive. Mi finalidad con este trabajo es el de crear una conciencia respetuosa y unir el ser humano con la naturaleza, ya que nosotros formamos parte de ella y desgraciadamente somos los causantes de todos los cambios que esta sufriendo y son irreversibles, pero mediante la consciencia social y respeto podemos disminuir los efectos que ya están contra nosotros. Somos el único ser vivo que ha sido capaz de modelar la naturaleza a sus necesidades y antojo. Esto tiene graves efectos y estamos acabando con ella. Esta conciencia social de mimetización con el medio ambiente solamente la podemos conseguir llevándonoslo al ámbito personal. Que es lo que trataré de conseguir identificando al individuo con los ecosistemas con los que se relaciona, creando un vinculo.

Los temas que quiero tratar son muy cercanos a nuestro entorno que es el de la comunidad valenciana con toda su cultura y poesía visual de huerta y gente de campo. Por este aspecto mi trabajo intenta despertar una pasión un sentimiento de pertenencia a un lugar, la necesidad de cuidarlo, de ser parte de algo con unas muy profundas raíces. De este modo vamos a valorar las pequeñas cosas, respetar la naturaleza, aprender de ella. Dejaremos de llamarla naturaleza para llamarlo nuestro hogar, de este modo espero que gente que no tenia esta conciencia de la que os he hablado con anterioridad, ya que cosifican la naturaleza y creen que no tiene ningún valor para ellos empiecen a apreciarla y a sentir que son parte de ella.

 

 

El propósito de este trabajo era el de afinar la mirada, parar atención a aquellas cosas que normalmente pasan desapercibidas. Por eso lo que he hecho es recoger como en un cuaderno de viaje plantas que salen por las calles en las aceras o en las esquinas de las casas.

Estas plantas son las llamadas plantas adventicias que crecen de forma natural por mi pueblo y sus alrededores no necesitan ningún cuidado.

Esta práctica se me vino a la mente, ya que era algo que hacia de pequeña. Cada vez que salía de casa coleccionaba plantitas, piedras o todo lo que encontrase. De este modo, secaba las plantas en libros y guardaba objetos en cajitas y esperaba que cuando volviese a ver estos objetos me recordasen todo lo que había ocurrido el día que los recogí, como me sentía…

Esto no ocurría exactamente así, porque no conseguía recordar gran cosa. No obstante, de vez en cuando abro algún libro de los que tengo guardados por casa y ahí están. Me invade una sensación de felicidad al pensar que un día con la intención de recordar algo guarde eso ahí y aun sigue.

La finalidad de mi cuaderno de viaje es atrapar la sensación y emociones del momento en el que he recolectado las plantas.

Y de algún modo mostrar el apego y la felicidad que siento al pasear por el sitio donde he nacido y he crecido.

Siempre rodeada de naturaleza y siendo una de las cosas que más aprecio.

En este cuaderno también he recogido algunos bocetos, fotografías y algunos escritos.

 

 

 

Acompañando el cuaderno también he hecho una fotografía de un huerto y he escrito un fragmento de la poesía de Miguel Hernandez, Huerto Mio.

COMO LO TRANSLADO A LA ESFERA PÚBLICA

 

Mi idea es pintar o dibujar plantas silvestres en la parte baja de las casas muros… que son los sitios donde ellas nacerían de forma natural y todo el mundo lo que hace es arrancarlas por estética de la fachada o por limpieza. De este modo les devolveré a estas plantas el lugar que les corresponde y resultara gracioso cruzarse con ellas por cada esquina.

 

 

 

REFERENTES

 

Gerhard Richter

Gerhard Richter es un artista alemán nacido en Dresde en pleno periodo de entreguerras y con el ascenso del partido Nazi al poder. Fue victima y testigo de la destrucción alemana. No obstante, Richter tiene una intención testimonial. “No decir, tan sólo, mostrar”. Este es uno de los aspectos que mas me interesa de él. Es capaz de hacer lo que le gusta, expresar lo que siente y lo hace a modo de terapia, es algo que necesita hacer para sentirse bien consigo mismo sin ninguna intención doctrinaria. En la primera parte de su obra, en la década de los sesenta, comienza a trabajar con las foto-pinturas inspirado en Lichtenstein y las nuevas posibilidades que ofrecía el usar métodos no convencionales para pintar que planteaba el movimiento Fluxus. Muchas de las fotografías que inspiraron el trabajo de Richter en esta etapa fueron tomadas por su tía Marianne, víctima de la experimentación médica nazi, y de su tío Rudi, oficial del régimen de Hitler que perdió la vida en la Segunda Guerra Mundial. Imágenes llevadas al extremo, como si estuvieran debajo de un velo o una nube. Un borrón que desvanece el contorno del objeto pero no por eso pierde la nitidez de la imagen ni el detalle global de la toma.

En Richter podríamos llegar a distinguir: La figuración y la abstracción dentro de su larga carrera. Del primero, como ya se comentó, es una obra sentimental, donde se dedicó a reproducir paisajes bucólicos típicamente centroeuropeos inmersos en una atmósfera romántica, como vistos a través de un objetivo que los distorsiona y ofrece distintas visiones de la misma realidad. Es a partir de los años setenta que comienza con la abstracción, influenciado por la guerra de Vietnam trabaja en una serie de monocromos llamados Cuadros grises, sería el inicio de su vuelta hacia la abstracción expresionista que se aleja por completo de la foto-pintura. Su trabajo en la abstracción llegaría con su serie de Cage, el artista corre la pintura ayudado con una espátula hasta formar imágenes barridas distorsionadas. Richter encontró la manera de fusionar procesos y  utilizar la mancha y de la falta de definición de los contornos para  alterar  la visual de sus cuadros, creando obras de un alto poder psíquico y físico.

En resumen podríamos definir a Richter como el artista del “no estilo” que es lo que a mi me interesa. Se trata de un autor que puede utilizar la técnica que él prefiera. Ahí es donde queda patente su personalidad inquieta. Él mismo se define como “pintor, persona y ser social que le condicionan como artista”. Con su obra no quiere ser doctrinario solo mostrar. Sin motivo, se deja llevar. Es decir, hace lo que quiere o necesita hacer de la forma que él crea que se adecua más a lo que quiere representar.

Creo que me identifico mucho con Richter, porque a mí también me gusta tratar temas personales o sociales que nos afectan a todos. El tema de la historia es algo que desde chiquitita me ha llamado la atención, porque al fin y al cabo nuestra historia es nuestro pasado. El quienes somos viene dado a partir de los hechos que nos sucedieron con anterioridad. Richter utiliza el arte como una forma poética para la memoria, para dejar el recuerdo de algo y para auto ayudarse.

 

Joaquín Sorolla

Joaquín Sorolla se consideraba a sí mismo un pintor “naturalista”. Pero aparte de las representaciones de las escenas cotidianas de sus cuadros, Sorolla era un colorista. El color y la pintura eran su verdadero placer y dedicación. Su pintura gira entorno a la naturaleza y también al ser humano. Con esto me identifico mucho, ya que mis trabajos también nacen de los mismos temas. Naturaleza, ser humano y sus relaciones. No podríamos hablar de naturaleza excluyendo al ser humano ya que nosotros también formamos parte de esa naturaleza.

En la pintura de Joaquin Sorolla hay que considerar la influencia del movimiento modernista europeo. El camino modernista, pues, fue recorrido con acierto por Sorolla durante los últimos quince años del siglo diecinueve; a pesar de que los cuadros “de tema social” fueron un auténtico hito en su trabajo de los años previos a 1900. Junto a ellos, desde el principio de su producción, Sorolla pintó lienzos que podrían considerarse “costumbrista”, y pronto fue pasando del costumbrismo al tratamiento de la vida cotidiana de los distintos sectores del pueblo. También abordó, permanentemente, paisajes y obtuvo lo principal de su fama en las figuras insertas en esos paisajes, especialmente en la playa. Cultivó los tipos y los jardines y se consagró como uno de los mejores retratistas de su época.

Claramente toda la obra de Sorolla tiene una intención social, de plasmar la época, contar acontecimientos. Es decir, dejar patente mediante la pintura una clase social, con unas costumbres y un estilo de vida. También muchas veces se lleva la pintura al tema personal y retrata a su mujer he hijos. Habría que decir, que Sorolla no tubo una infancia fácil, quedó huérfano cuando era pequeño y retratara desde su forma de ver que tiene de relacionarse con su familia como símbolo de amor hacia sus seres queridos.

En Sorolla, en especial en las obras de playa se aprecia esa mirada que tiene hacia el mundo como llena de optimismo, vitalidad y felicidad. Esto hace que sus pinturas alcancen ese alto grado de belleza con sus colores tan vivos.

Muchas veces pintaba del natural, tomaba largos paseos tomando apuntes de la naturaleza. Yo creo que para que sus obras quedasen redondas era necesario el conjunto. Es decir, la experiencia, el estar en el sitio, sentir la naturaleza o las emociones de las personas que retrataba. Es necesario en el la vivencia.

En la pintura de Sorolla tenia ciertos momentos de reflexión en los que se nutria de Velázquez por eso podemos ver que muchas de sus obras son homenajes a su pintura.

 

Jose Luis Albelda

Jose Albelda ecologista, artista y escritor ha sido por primera vez profesor mío en este curso de tercero y lo he tomado como referente ya que me resulta una persona muy inspiradora, la forma de hablar, de defender la naturaleza, siempre crítico… y además una grandísima persona que sabe bien lo que quiere y que disfruta con todo lo que hace.

Lo he tomado como referente ya que sus obras son muy originales pero todas giran entorno a ese mismo tema. El de la naturaleza y mediante una dura crítica trata muchísimos de los problemas ecológicos que estamos sufriendo hoy en día.

Con sus ultimas obras trabaja con metales nobles como lo son el oro y la plata. Da capas finas de pan de oro consiguiendo los efectos que necesita.

 

Hundertwasser

Hundertwasser fue un artista multifacético con el que me siento claramente identificada ya que defiende un arte natural. Para pintar utiliza elementos naturales y para la arquitectura formas naturales biodiversas y muy coloridas.

Significó un grito en cuanto a arquitectura ya que hacia todo lo contrario de lo que la gente esta acostumbrada a ver que son las formas modulares idénticas unas de otras, sin color, maximizando el aprovechamiento del espacio además procurando su menor costo.

Hundertwasser puso patas arriba esta idea de normal y empezó a hacer arquitecturas que nos acercasen al medio natural, que se pareciesen al máximo a flores, montañas… odiaba la línea recta, ya que esta no existe en la naturaleza y todas sus formas eran curvilíneas, circulares, espirales…

Valoro mucho de este artista su optimismo y sus ganas de cambiar el mundo.

Además este artista al igual que yo no podríamos entender la naturaleza sin el hombre y viceversa. Por eso en sus obras se integra la figura humana y las casas tienen fines sociales como pueden ser los albergues.

 

Thoreau

Thoreau consideraba que el trabajo debía proporcionarle lo básico para el sustento y, sobre todo, no quitarle tiempo para escribir, para leer, para disfrutar de la salida y la puesta del sol, de la vida al aire libre. De ahí que se mantuviera gracias a las conferencias que impartía y a sus labores como agrimensor. Convencido de que el hombre sólo puede ser feliz sin olvidar el contacto con la naturaleza y sin dejar de lado su parte espiritual, este rebelde habitante de Concord, localidad de la que apenas salió y que le bastó para emprender las mayores aventuras, las del viaje hacia el centro, hacia el corazón de sí mismo, se convirtió en fuente de inspiración para Gandhi, del mismo modo que Ralph Waldo Emerson, quien fuera su mentor y amigo, junto a quien trazó las rutas del trascendentalismo.

“Los hombres y los jóvenes aprenden todo tipo de oficios, pero no cómo convertirse en hombres. Aprenden a levantar casas, pero no están bien alojados, no son felices en sus casas, como lo es una marmota en su hoyo. ¿De qué vale una casa si no dispones de un planeta decente donde levantarla, si no soportas el planeta en el que está?”, leo a Thoreau, quien se pregunta: “¿Cuándo comenzaron los hombres a respetar las apariencias?”, y alienta en todo momento al amigo a quien dirige sus cartas a “colgarse a la espalda la mochila del cultivador de Alturas”. “Aférrese a su sueño más indefinido y esquivo”, le pide. “Calentemos el espíritu, realizando acciones nobles, no buscando innoblemente el aplauso y la admiración de aquellos que son mejores que nosotros”.

Este contacto con la naturaleza que promueve Thoreau yo creo que es digno de admirar y hay veces que uno necesita ese estrecho contacto con la naturaleza.

 

 

 

 

BIBLIOGRAFIA

 

Thoreau, Henry David. 1998. Caminar. Ardora ediciones, 1998.

 

Thoreau, Henry David. 1949. Walden. Catedra, 2005.

 

Albelda Raga, Jose Luis. Saborit, Jose. 1997. La construcción de la naturaleza. Generalitat Valenciana, 1997

 

Albelda Raga, Jose Luis. 2008. Desde dentro de la pintura. Universidad Politécnica de Valencia, 2010

 

MARTINEZ DEL CAMPO, Guadalupe. 2013. Ana Mendieta, vida, muerte, arte y religión. Buenos Aires : Tesis de Licenciatura no publicada, 2013

 

FREUD, Sigmund. 1917. Traner und Melancholie. 1917

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s