Proyecto personal | Fake en el Cabanyal

 

“Sucede que la administración municipal de Valencia, con la popular Rita Barberá al frente, planeó dar salida al mar, a través del Cabanyal, a una de las grandes avenidas de la ciudad, la Blasco Ibáñez. La reforma se llevaría por delante 1.200 casas de las que buena parte están en la zona del barrio considerada Bien de Interés Cultural. Y terminaría con el barrio como tal, con su estructura rectilínea, singular y antigua. Aún dejando de lado el debate sobre la necesidad de dotar a Valencia de esa nueva salida al mar -hay opiniones para todos los gustos sobre ese tema-, el hecho es que esa avenida trazaría una navajazo el corazón del pueblo marinero en forma de retícula que un día fue El Cabanyal…

El Cabanyal, una de las caras del mar en Valencia, pueblo de pescadores que fue, municipio independiente hasta 1897. Tenía un nombre como sacado del relatorio último de la lírica del mar: “Poble Nou de la Mar” -El Pueblo Nuevo del Mar-. Tenía el Mediterráneo a sus pies, unas calles ordenadas en forma de retícula, y unas casas de dos alturas gobernadas desde ventanas y balcones. Se trata de una arquitectura ecléctica con resabios de las casas de otras mares, una forma de entender la edificación a veces entregada a la fantasía. El barrio fue declarado Conjunto Histórico Protegido. “ (1)

 

Es evidente que el Barrio del Cabañal a pesar de las dificultades provocadas desde las instituciones ha demostrado ser un pueblo vivo y unido. En sus calles, apenas a 10 minutos del centro de la ciudad, se disfruta del paseo, de sus habitantes, del juego de los niños , de sus singularidades culturales y lo más importante y por ello lo más envidiado, viviendas de una o dos plantas. Esto, que hubiera poder sido un potencial de lujo, se quiso convertir en negocio inmobiliario para construir grandes edificios y así anular cualquier atisbo de identidad, engulléndolo en la periferia metropolitana, eso sí, con grandes beneficios y que , afortunadamente, gracias a la lucha de este pueblo, nunca se pudo realizar, ni una cosa ni otra.
Esta peculiaridad ha forjado una base reivindicativa que provoca una sana inquietud y una continua reflexión entre sus habitantes y que aúna a este pueblo para, desde sus diferencias, caminar juntos para conseguir objetivos, como el cultural, que es realmente el que aquí interesa, pues sería muy pretencioso abarcar en este trabajo todas las vertientes que el barrio de Cabanyal presenta.
Este estudio me da pie a pensar una acción pública como pueda ser un FAKE que hable de empleo, de construir y/o ocupar solares con nuevos edificios de comercio, para ver como reacciona el barrio ante una nueva envestida especulativa.

 

La opción de crear inquietud y cierto revuelo en el Cabanyal era crear un Fake, porque en realidad hay tantas intervenciones artísticas y grafiteras que en cierta medida engalanan el barrio que crear una intrusión con una media mentira me parecía interesante.

“El Fake como táctica de intervención del arte público, se basa en contar una mentira con los mismos medios que los poderes fácticos utilizan para ejercer su influencia mediática. Se aprovecha de su sistema, de sus símbolos e iconos para, justamente, falsificar y/o dar voz a otro discurso que desde el poder se ha querido silenciar u ocultar. Con ello se consigue entre otros, deslegitimizar ese entramado mediático al difundir con su nombre noticias falsas.
Por otro lado para que el Fake consiga sus objetivos se ha de reconocer tal hecho, la falsedad del mismo, para dejar en evidencia la debilidad del sistema, su fragilidad.

“Un Fake no desmentido es un Fake fallido”.

 

Fake sobre fake. Las fechas elegidas para la acción se han hecho coincidir con el festival “Cabanyal Íntim” con la intención de presentarse engañosamente como una obra dentro del evento.

 

 

La reacción de los vecinos ha sido variada. En su mayoría han comprendido que era un fake, incluso se preguntaban si el autor sería el mismo Santiago Sierra, otros, más decisivos, han hecho su propia propuesta dentro del cartel, en el caso de Mercadona, sus inmediatos responsables no han dejado ni el más mínimo rastro de los 5 carteles que había a su alrededor. en los espacios más comprometidos parece ser que no ha sentado muy bién, pues tambien han intentado despegarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s