Ecosistemas del Ocio. Espacios Verdes

En el siguiente trabajo en colaboración con Idensitat se porpone realizar una reflexión personal acerca de los espacios de ocio; escogiendo un ámbito específico del ocio y poniéndolo en contexto a una ciudad determinada. Esta reflexión e investigación personal se recoge en una breve sinopsis y la creación libre de un cartel, mapa, imagen… en un formato A3 vertical.
Recientemente viajé a mi pueblo natal, Esporles (Mallorca), después de no haber estado dese de hacía varios meses atrás. En la visita, pude comprobar la importancia que había tenido en mi desarrollo, crecimiento personal y vida el estar viviendo en un espacio natural verde. De nuevo conectando con mi entorno, encontré un sentimiento de añoranza que había sido olvidado en la ciudad.


Recordé entonces una frase que Chema Segovia dijo al largo de la visita guiada que hicimos el pasado 5 de febrero analizando los distintos espacios de ocio y su relación con la transformación urbana:
Con el Turia siempre se justifica en Valencia la falta de jardines. “¿qué más queréis si ya tenéis el Turia?”

Entonces caí en la cuenta de que mi añoranza y desconexión surgía por la falta de espacios verdes que la ciudad valenciana ofrece, a parte de los jardines del Turia. En mi día a día, si no iba expresamente al Turia no los encontraba.

Ante este descubrimiento afronté mi investigación escogiendo como ámbito específico del ocio las dotaciones recreativas / espacios verdes. Poco hizo falta para encontrar respaldadas en diferentes estudios esa sensación y percepción subjetiva de falta de espacios recreativos verdes que echaba en falta en el día a día:

Valencia se sitúa a la cola de metros cuadrados de ocio por habitante.
Cada valenciano dispone de un 60 % menos de m2 de dotaciones recreativas que un madrileño”

– El Levante ; J. L. Llagües –

Después de encontrar el anterior titular, decidí hacer una pequeña comparativa visual crítica de la diferencia que en la noticia se expone. Fácilmente con la vista del Google Maps, se podía apreciar la diferencia de verde entre ambas ciudades. Viendo eso, borré el mapa dejando sólo los espacios verdes con la intencionalidad de evidenciar la falta y vacío de estos. Una vez tuve los mapas en blanco, quise medir el total de hectáreas verdes, contando pequeños parques, rotondas y medianeras. No obstante, la información que facilitaba el Google Maps en metros era muy confusa y dispar. Viendo que no era posible contar todas las hectáreas de una forma eficaz y rápida para la fecha límite de este trabajo, opté por ordenar de una forma visual cada una de las zonas verdes que encontraba en el mapa de más grande a más pequeño, para que de un solo golpe de vista visual se pudiera leer la cantidad de espacios verdes que había en cada ciudad. Para ponerlo en relación al titular y reforzar la diferencia, hice lo mismo con el mapa de la ciudad madrileña para tener una comparativa real de la diferencia sustancial de los espacios verdes.

La estetica perseguida y mi objetivo a seguir era como si de una campaña publicitaria se tratara, donde el mensaje debe transmitirse en un solo impacto visual, reforzado por algún eslógan. El cartel se ha creado teniendo en mente “menos es más” y tomando como referentes la estética de campañas publicitarias como las de Ikea o Apple.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s