GIOVANNI NARDIN Otra visión de las fallas (Alejandro López)

La primera pregunta es muy fácil, ¿cuál es tu inicio dentro de las fallas?

Giovanni Nardin: Bueno, yo entré en las fallas de rebote. El primer encuentro con las Fallas fue cuando llegué a Valencia primera vez, por estudios, becado todo un año y me topé con las fallas, porque es imposible no toparte con ellas. En seguida, como estudiante de escultura, le ves algo… quieres participar de ello porque ves que no todos los días tienes una obra de gran escala en el espacio público que interrumpa la cotidianeidad y además, ¡se quema! Le vi en seguida eso, una fiesta descomunal que abarca toda una ciudad y más allá.  Al principio hay mucha curiosidad, pero cuando ya pasas un día viendo fallas al siguiente te dan igual, desde entonces ya no me despertaban ningún interés, por tanto, me imaginaba mis formas, lo que quizá me hubiera gustado ver.

Exponer un volumen de cierta dimensión en la calle que interactúe directa o indirectamente con el espacio público urbano, que es un espacio muy complejo sobre el cual trabajar, la posibilidad de exponerse realmente ante cualquier público, sin el filtro del “espacio museo o galería”, que define de cualquier modo un interés (se supone) por parte del espectador, lo hace para mi muy interesante. Por otro lado, te expones realmente y abiertamente a cualquier tipo juicio, y que a veces puede ser brutalmente directo, irrespetuoso o duro. No es que me importe en sí, porqué muchas opiniones están construidas sobre “el gusto”, el gusto es personal y subjetivo, por tanto, no es un verdadero metro para valorar una obra, pero si puede ser muy interesante porque te da un cuadro, una idea de lo que es quizá la sociedad en la cual vives.

Alfredo Ruiz. Poesía horizontal roja. Falla Mossen Sorell-Corona 2008. Madera policromada y vinilo.

En 2008 compartía ya estudio con Anna Ruiz Sospedra, y en ese mismo año su padre (Alfredo Ruiz) volvió a plantar, después de algunos años sin hacer nada, la falla Poesía horizontal roja y Anna hizo la infantil. Construyó él el rectángulo rojo en la misma planta baja. Yo en aquel momento estaba terminando mis estudios en la facultad de bellas artes. No quería acercarme a las Fallas. Meses después se trasladaron las dos piezas del rectángulo a un espacio más grande para unirlo, en un sitio donde no había ni luz eléctrica. Y allí, Alfredo me invitó a ayudarle y me puso con él dentro del rectángulo a clavar para empalmarlo en una única pieza con unos tablones. Eso para mí fue muy importante. La primera experiencia real con una falla y dentro de una estructura. Participé emocionalmente de esa actitud y los años siguiente veía como Anna construía en el taller todas sus fallas para Corona. Grandes e infantiles. Yo ayudaba solo cuando teníamos que desplazar algún volumen grande pero no hacía nada, seguía sin querer meterme, pero observaba y aprendía desde la distancia y sin saberlo. Aprendía mucho observando el día a día del taller, soluciones prácticas, trucos, etc …

Giovanni Nardin. Paleolíticas. Falla Castielfabib 2011. Madera

En cambio, sí que participaba activamente en la plantà, disfrutaba mucho, me contagiaba de esa energía desatada por las creaciones de Alfredo o de Anna. También he disfrutado siempre mucho de la cremà. Son los dos momentos quizá más emotivos, muy intensos donde de alguna manera te empapas de esa adrenalina, respiras ese estrés, de los miedos de que todo salga bien, uno porque expones tu obra y el otro porque desaparece, quieres que termine bien y estás preocupado en cierta medida por el año venidero porqué el fuego quema también el contrato que termina.

En el 2011, desde una Falla de Campanar, buscaban a alguien que no estuviera vinculado al mundo de las fallas para hacer un proyecto infantil. En principio contactaron con Anna, pero ella tenía el compromiso con Corona y entonces, me presentó a mí, le expuse una idea y allí empecé.

¿Esa fue en Castielfabib? ¿La de los juncos verdes?

 G.N. Sí, fue en Castielfabib, pero no fue Fulles d’herba, la primera fue Paleolíticas, unas fantásticas crónicas sobre los primeros encuentros entre seres humanos cazadores que se medían con la naturaleza y las dificultades, representadas por un gran mamut. La primera fue esa.

En aquel momento trabajaba mucho, jugaba con la madera en bruto característica que he mantenido luego. Al año siguiente repetí con la comisión y llegó Fulles d’Herba, una “miga” de naturaleza que albergaba todo un microcosmos. Ese mismo año conseguí también plantar en la Falla Lepanto-Guillem de Castro, la grande. Empecé con ese proyecto a trasladar mis formas de madera bruta a gran escala, lo que había empezado con el mamut lo consolidé con esta falla: A per tot! , enteramente de madera. No fue fácil trasladar esa manera más libre de jugar a pequeña escala a ese tamaño. También nos contrató a Anna y a mí la falla Plaza de Jesús y nació Espai Públic un proyecto realmente nuevo. Donde Anna y yo, además nos intercambiamos los papeles, no hice la estructura, me dediqué a modelar los tres perros y el gato y Anna realizó la estructura de carpintería.

Giovanni Nardin. Fulles d’herba. Falla Castielfabib 2012. Madera policromada y cartón

¿Podríamos decir que concibes las fallas como una intervención urbana y no tanto en el sentido folclórico de lo que es una falla?

 G. N. La falla es una manifestación enorme, muy completa, es una fiesta completa y plástica en el espacio urbano. El folclore no me interesa, me interesa su tradición, pero en su esencia, su legado. Me interesa su tradición siempre que entendamos el termino tradición como un legado.  O sea, desde esas primeras personas que en un momento dado crearon las fallas generando unas formas y dotándolas de un significado o de una intención, hasta hoy en día, con nosotros que hemos venido después y podemos, o quizá debemos, elegir lo que nos interesa de ese legado y escogerlo para adaptarlo a nuestro tiempo y a nuestra necesidad.

Mientras lo veamos así, sí que me interesa la tradición de la falla, me interesan esos puntos que constituyen su esencia, primero el ser una instalación efímera combustible que interviene en el espacio público, segundo el tener y mantener una narrativa crítica directa o indirecta, tercero la celebración, la fiesta que termina con la combustión y la desaparición de la forma.

Eso me gusta. Que sea efímera hace que me guste más todavía por varias cuestiones: ¡no tienes que almacenar, porque eso sería un problema! El hecho de que sea efímera hace que la expectación de la gente sea mayor y se diga “o la veo en esos días o no la veré nunca más”, porque en las fotos no es lo mismo.

Es muy liberatorio, cada vez que quemas una pieza porque tienes que volver a empezar para el año que viene, y no dejas rastro. El rastro que tiene que dejar es lo que ha calado en la gente, a parte de la documentación que has generado y que guardas de cada obra.  

Giovanni Nardin. A per tot!. Falla Lepanto-Guillem de Castro 2012. Madera

¿Crees que las fallas podrían enfocarse desde parámetros cercanos al activismo?

G. N. Lo son desde un cierto punto de vista porqué se crea un discurso vivo y activo y la ciudadanía se podría mantener activa y despierta en las cuestiones que respetan al ser humano libre y a la ciudad y a lo mejor se hablaría más y quizá se solucionarían muchos problemas porque se razonaría más sobre ciertas cuestiones sin dejar de gozar de la fiesta. Pero esto no interesa.

Las fallas se han utilizado como vivero de votos y para controlar las masas. Han vaciado la fiesta de contenido “peligroso”, porque hacer chiste de unas noticias que ya de por si son simples no lleva a ningún lado en una época donde estamos bombardeados de noticias vacías a tiempo real y constante. Hace falta crear otro tipo de debates y contarlos de otra manera, ver otras cosas y acompañarlas de estéticas originales que en el fondo no aportan nada más que un objeto de consumo. La fiesta se ha hecho objeto de consumir y tirar.

Giovanni Nardin. La Prova. Falla Ripalda-Beneficencia 2015. Madera policromada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s